Ayude a mantener sanos los dientes de sus hijos antes de que sobrevengan las caries. Como se sabe, el tejido dental, una vez destruido no tiene la menor tendencia a recuperarse por si solo.

Si su hijo presenta caries en las piezas dentarias caducas, tenga en cuenta que esto predice con mayor exactitud el riesgo futuro de caries que las primeras caries de los dientes definitivos.

Factores generales y locales en la caries

La comida es un elemento determinante en la salud dental. Los efectos locales de los alimentos son más importantes que sus influencias generales, a pesar de que una alimentación adecuada, con el mejor aporte posible de flúor tienen gran importancia para conseguir una dentadura sana. La capa de esmalte protector sólo sufrirá las influencias generales durante los pocos años que necesita para su formación antes de la salida de los dientes.

A lo largo de la vida de la persona, el diente se encontrará expuesto a las agresiones que pueda sufrir como resultado de la alimentación y de la higiene dental.

El componente azucarado es determinante del riesgo de caries. Un niño normal toma de promedio siete comidas al día, incluyendo la comida entre horas de golosinas y otros alimentos.

Los factores asociados a la dieta son:

1. Cantidad de hidratos de carbono susceptibles de fermentación. 2. Concentración de azúcares en los alimentos 3. Estado físico de los carbohidratos 4. Tiempo durante el que los dientes están expuestos 5. Numero de comidas 6. Frecuencia de comidas 7. Intervalos de comidas